¿Por qué deberías estar sumando millas?

Conseguir pasajes gratis para recorrer nuestro país o el mundo es más fácil de lo que creemos.  

Es común pensar que uno debe realizar cientos y cientos de viajes para obtener un ticket aéreo free. La realidad, por el contrario, es mucho más simple y sencilla.

Antes que nada, tenemos que saber qué son las famosas millas (o kilómetros).

Las millas son los puntos que nos ofrecen las compañías aéreas a través de sus programas de fidelización. La idea es que nosotros les seamos fieles eligiéndolas y que, a cambio, obtengamos distintos tipos de beneficios. Cada premio tiene un precio, en millas (puntos), distinto.

Afiliarnos a un programa y sumar millas es gratis, por lo que no hay razón para no hacerlo. Cada vez que viajamos y no sumamos millas estamos desperdiciando y desaprovechando beneficios en el futuro.

Registrarse en un programa de fidelización es sencillo y solo lleva 5 minutos. A partir de ese momento ya vamos a tener nuestro número de socio donde podemos comenzar a sumar.

No importa si volamos por placer, por trabajo, o si no fuimos nosotros quienes abonamos el ticket:  siempre sumamos millas.

Toda vez que el pasaje esté a nuestro nombre podemos sumar millas.

Otra buena noticia es que no solo viajando sumamos puntos, sino que también podemos acceder a ellos cuando realizamos ciertos tipos de consumos:

  • Compras: La mayoría de los bancos están asociados a programas de millas, por lo que conociendo los detalles y usando las tarjetas de crédito y débito de la mejor manera podemos sumar millas
  • Restaurantes: Muchos locales permiten sumar millas cuando abonamos con la tarjeta de crédito (hay hasta una guía online que muestra los restaurantes que brindan estos beneficios)
  • Hoteles: Si realizamos reservas de alojamiento en los más famosos buscadores online también podemos sumar
  • Seguros: Ciertas compañías permiten incrementar las millas cuando contratamos el seguro del hogar o del auto
  • Estaciones de servicio: No solo podemos sumar millas cargando combustible, sino que también podemos participar en sorteos de viajes
  • Shoppings: Los centros comerciales que poseen su propia tarjeta dan la oportunidad de cambiar esos puntos por millas
  • Chips prepagos: Los chips que usamos al viajar para mantener el número no solo permiten ahorrar hasta 80% en las tarifas tradicionales de los operadores locales, sino que también suman millas por cada dólar gastado
  • Supermercados: Podemos cambiar los puntos de fidelización de hipermercados por más millas

Ahora que aprendimos que con los consumos diarios podemos sumar miles de millas, tenemos que saber cuáles son los beneficios que obtenemos.

El principal, y al que todos apuntamos, es a conseguir pasajes gratis, pero también se puede acceder a otras comodidades:

  • Upgrade de categoría: con un puñado de millas podríamos pasar de clase turista a una de mayor nivel, con mejores asientos, comida, entre otras cosas
  • Hoteles: podemos hasta acceder a noches gratuitas en hoteles de cualquier parte del mundo
  • Autos: muchas agencias de alquiler de autos permiten pagar con millas
  • Otros premios: las aerolíneas suelen tener catálogos donde podemos encontrar muchísimos productos canjeables por millas (espectáculos artísticos, gift cards, comodines de ahorro, entre otras cosas)

Como vimos, son muchos los beneficios que podemos obtener por estar asociados a una compañía aérea. Adherirnos es gratis y sumas millas también.

Con los programas de millas ganan las dos partes: las aerolíneas nos invitan a elegirlas y nosotros obtenemos premios y beneficios, desde mejoras pequeñas de comodidad hasta pasajes gratis.

Ya es hora de poner en práctica cada paso y cada tip y de hacer rendir cada consumo. Es momento de empezar a sumar millas. ¿Qué estás esperando?

Bienvenidos al mundo Millero!

 

¿Querés recibir consejos para sumar millas y obtener más beneficios en tu mail? 

¿Por qué deberías estar sumando millas?
5 (100%) 1 voto

Acerca de quien escribe

Mi nombre es Eliana Romano Passeri, tengo 29 años y nací en Argentina. Soy Guía y Técnica Superior en Turismo y próximamente Licenciada de la Universidad Nacional de Lanús. Me encanta escribir, leer y tomar fotografías, pero lo que realmente me apasiona es viajar. Soy un alma libre que se descubre a sí misma cada vez que sale a recorrer el mundo. Mi profesión me hizo aprender miles de claves para que cada viaje sea único pero también cómo obtener un beneficio extra del mismo. Y estoy dispuesta a compartir los tips para que todos podamos aprovecharlos. Mi lema: “No debes viajar para escapar de la vida, sino viaja para que la vida no se te escape”.